Argentina: Cablevisión ofrecerá “Flow”, Tv en Vivo y On demand.

Argentina: Cablevisión ofrecerá “Flow”, Tv en Vivo y On demand.

Cablevisión lanzará “Flow”, su gran apuesta para ofrecer TV en vivo y series on demand desde cualquier dispositivo.

La compañía trabaja contrarreloj para presentar su propuesta, en la que trabaja desde hace tiempo.

El monto invertido, u$s 100 millones, es prueba elocuente de la importancia estratégica que le asigna. La competencia se intensifica y el contenido es el “rey”. ¿Qué otra variable es clave para ganar?

El 1° de noviembre no será un día más para el sector de las telecomunicaciones.

Cablevisión lanzará Flow, su plataforma de entretenimiento que permitirá llevar la televisión en su más amplia expresión a cualquier dispositivo.

El servicio, que se encuentra en fase beta desde hace varios meses, tendrá dos modalidades:
– Flow para segundas pantallas (tablet, smartphone, computadora)
– Flow Box, la caja que permitirá navegar por Internet.

La compañía invirtió cerca de u$s100 millones desde que iniciara su desarrollo, cifra que refleja la importancia estratégica que le asigna a este producto.

Ejecutivos de la firma señalaron que es “la evolución de los distintos servicios” que fueron activados en los últimos tiempos, desde que comenzara con el plan de digitalización de su red.

En otras palabras, es la avanzada de Cablevisión OnDemand y de Cablevisión Play.

¿Cuál es el “gancho”, en esta oportunidad? En primer lugar, se trata de que los usuarios puedan ver televisión en vivo desde todo tipo de dispositivos móviles conectados a Internet, sea cual fuere la red y la tecnología del aparato.

Para ello, Cablevisión firmó acuerdos con todas las señales de TV por aire que forman parte de su grilla.
Como se ve en el video a continuación, es posible mirar los programas de A24, C5N, TN, Canal 9, Canal 13, la TV Pública, América y otros en el mismo momento en que se están transmitiendo.

En segundo lugar, todo lo que hoy ven los clientes de Cablevisión HD que ya cuentan con el servicio OnDemand, podrán disponer de este servicio desde el dispositivo móvil elegido.

“Para que todo ese contenido también esté disponible en dispositivos, se firmaron acuerdos con todas las señales que tienen sus OTT (contenidos en internet), para que también estuvieran disponibles en Flow”, explicaron desde la empresa.

De este modo, Flow permitirá:
– Ver las películas, estrenos, clásicos y demás géneros que también están, por ejemplo, en Fox+ o en HBO OnDemand.
– Grabar los programas favoritos y disfrutarlos cuando uno quiere.
– Alquilar películas de reciente estreno por un día, que serán incluidas en sus versiones para las llamadas “segundas pantallas”.

Para acceder a esta nueva plataforma, habrá que descargar una aplicación que, por ahora, podrá ser bajada en hasta en tres aparatos.

La otra opción es Flow Box (la caja), que es definida “como la evolución de la actual caja HD y que permitirá navegar por Internet”.

“El servicio estará disponible sólo para clientes de Cablevisión o bien para aquellos que quieran sumarse en esta primera etapa”, señalaron desde la empresa.

“Ellos tendrán Flow para segundas pantallas de manera gratuita. Quienes quieran la caja tendrán que solicitarla”, agregaron.

En esta primera fase, la nueva plataforma se abrirá para los abonados de Capital Federal, La Plata y primer cordón del conurbano, que conforman una base de 800.000 clientes.

Aquellos que deseen pasar a la caja más moderna deberán afrontar un costo de instalación y servicio de Flow, tal como ocurre actualmente con la prestación HD.

De los 3,4 millones de clientes que posee Cablevisión, cerca de 1 millón ya utiliza sus servicios HD.

El objetivo de la empresa es atraer a los restantes, que aún no poseen el paquete digital. Para ello,tendrán que implementar una política comercial muy atractiva.

¿Cuáles serán esos costos? Desde la empresa señalaron que la estrategia comercial aún no está definida y que aguardarán hasta el lanzamiento para hacerla pública.

Ahora el foco está puesto en la posibilidad de que los clientes, con la contratación de un solo producto, tengan televisión en vivo y programas on demand todo el tiempo, todo integrado, en un solo lugar.

Además, podrán alquilar películas nuevas por un valor que rondará los $35.

La posibilidad de comenzar a ver desde el dispositivo móvil un programa en vivo (por ejemplo mientras se está en la calle) para luego pausarlo y continuar mirándolo desde el hogar es otra de las prestaciones con las que la empresa busca sumar clientes.

A su vez, el hecho de tener todo integrado -en un solo lugar- le permitirá a la compañía contar con un perfil más preciso de cada uno de sus usuarios, algo que hasta ahora no podía hacerlo con exactitud.

En base a ello se les ofrecerán otros productos y servicios más ajustados a sus requerimientos.

Está claro, al probar esta fase beta, que la conectividad será fundamental para disfrutar de la prestación.
De la calidad del acceso dependerá la mejor experiencia y dicha conectividad será la clave de todos los productos convergentes.

En cuanto al producto en sí mismo, se advierte que la navegación de un servicio a otro dentro de la plataforma es sumamente sencilla:
– En un solo paso se puede pasar de la TV en vivo, a la on demand, a programas grabados y a la biblioteca de series,de manera natural e intuitiva.
– Más adelante, en una segunda etapa, sin fecha definida aún, Flow sumará prestaciones para ir acompañando los nuevos hábitos de consumo.

Para ese entonces, la app estará disponible en televisores y en dispositivos como Chromecast (que convierten TV en smart TV), a través de acuerdos que se celebrarán con los distintos fabricantes.

En este esquema no se descarta que otros proveedores de contenido de peso, como Netflix, también pasen a formar parte de los servicios.

La propuesta de Flow seguirá de algún modo a la brindada por Comcast, el mayor operador de TV paga de los Estados Unidos y que es la brújula de Cablevisión.

Más competencia, más inversiones

En este agitado mundo de las telecomunicaciones, hubo otro anuncio que también refleja la apuesta de las empresas por ampliar su base de clientes y, además, por sacar mayor rédito de cada uno de ellos tentándolos con paquetes premium.

Días atrás, los máximos ejecutivos de iPlan se reunieron con Mauricio Macri en Olivos y comprometieron una inversión de $1.000 millones para los próximos cinco años.

Ese monto estará destinado a la construcción de una red de fibra óptica con la que llevarán servicios de Internet al hogar.

De esta manera, la compañía ingresa en el mercado residencial luego de haberse concentrado en el negocio corporativo, básicamente en el de pequeñas y medianas empresas.
Así, se convierte en la primera empresa “telco” en dar fibra directa al hogar (FTTH, su sigla en inglés) en la Ciudad de Buenos Aires.

Tener un buen acceso de Internet en la vivienda resulta clave en el nuevo esquema de consumo de entretenimiento y servicios, aseguran desde la firma.

De la buena conectividad depende cómo y cuánto se eleve ese consumo. Y, de esa variable, las inversiones que irán concretando las compañias.

El fuerte avance de los servicios de streaming de video (películas y demás contenidos online) está llevando inevitablemente a los distintos actores a diseñar políticas orientadas a despliegues en fibra óptica, por ser la tecnología más robusta para soportar esas demandas.

Netflix, de enemigo a gran aliado

Las películas y series online se presentan como la carnada para que las empresas de telecomunicaciones retengan o puedan sumar clientes, en un escenario de mayor competencia.

Telecentro ya ofrece Netflix gratuito durante tres meses para quienes están suscriptos al abono premium.

El mismo camino siguió Telecom. A través de Personal y Arnet, que lo ofrece en un combo sin cargo un trimestre para así tentar a los clientes con su propuesta.

Ya sea a través de Netflix, Qubit o cualquier otro proveedor de películas en formato de videoclub, las proveedoras de TV paga buscan que aquellos usuarios con abonos básicos se pasen a los premium, lo que le garantiza mayores ingresos.

Es verdad que el contenido es el rey. Pero también es cierto que ante tanta oferta el secreto vuelve a estar en el acceso.

Los “pequeños grandes” decisores

Otro aspecto central viene por el lado del universo de hogares, que es por demás variado. No es lo mismo uno en el que vivan mayores de 45 que aquellos en los que haya niños o adolescentes.

Hay algunos en los que la TV paga sigue teniendo valor, mientras que en otros surge el replanteo sobre si vale la pena seguir manteniendo el abono ya que “nunca hay nada para ver”.

Distinta es la situación en aquellos casos en los que hay chicos de cualquier edad.

Concretamente, los llamados “millennials”, que son los que toman las decisiones respecto de los consumos de servicios tecnológicos y se caracterizan por ser grandes “devoradores” de Netflix.

Aquí parece residir la clave de cómo se irán planteando las estrategias comerciales de los prestadores de servicios convergentes.

Quien produce los contenidos se lleva gran parte de los ingresos. Pero la diversidad y la forma de acceder a ellos es una variable por demás estratégica.

Todos, en definitiva, apuntan ofrecer diversidad de propuestas. Pero resulta fundamental el hecho de contar con una buena conexión a Internet.

En este contexto, aparece un proceso de reformulación, al menos desde el punto de vista de los consumidores.
La mayoría priorizará el acceso a través de banda ancha por sobre cualquier otra cosa. Así, la conexión también es la gran vedette del sector, en sus dos formas, fija e inalámbrica.

Fuente:
Fotos Digitales Gratis
www.fotosdigitalesgratis.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *